La pesadez de piernas es uno de los síntomas que alertan de la existencia de la insuficiencia venosa crónica1. Algunos cambios en los hábitos y estilo de vida pueden mejorar significativamente el estado de salud de quienes  la padecen1.

¿Sabes que hay algunos factores que influyen en la insuficiencia venosa crónica de manera determinante? Se ha comprobado que existen diversos factores que predisponen a una persona a sufrir la aparición de esta sintomatología relacionada con un retorno venoso insuficiente. Algunos de los cuales son la edad, los antecedentes familiares, la existencia de enfermedad circulatoria previa, estados hormonales determinados (como el embarazo o la menopausia) y la presencia de “pie plano” que disminuye la contracción muscular que impulsa el retorno venoso durante la marcha.2

La sensación de piernas pesadas aparece principalmente al permanecer mucho tiempo de pie. Suele tener una intensidad gradual que va evolucionando a lo largo del día y que disminuye permaneciendo en reposo con las piernas elevadas durante 10-20 minutos y/o haciendo ejercicios de relajación muscular1.

Para aquellas personas que por trabajo deben permanecer muchas horas en esta posición se aconseja la realización de movimientos cíclicos. Estos ejercicios tienen como objetivo evitar la aparición de pesadez en las piernas. Pueden ir desde la realización de movimientos con los dedos de los pies, a las flexiones de éstos o alternancia de movimientos de repetición como el ponernos de puntillas o los pedaleos. La realización de estos ejercicios, junto con el descanso adecuado con las piernas, ligeramente elevadas, supone un beneficio terapéutico indudable para las personas que padecen pesadez de piernas.1

Otro de los efectos demostrados para el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica es la terapia compresiva. El uso de vendas o medias de compresión reduce los edemas asociados a la pesadez de piernas, aumentando el drenaje linfático y la circulación general. Esta medida mejora enormemente la calidad de vida del paciente, ya que reduce tanto la incidencia como la sintomatología en los miembros inferiores.1

Pero por supuesto, tan importante es cuidarnos por fuera como por dentro. El sobrepeso es uno de los factores que agravan la pesadez de piernas, especialmente en las mujeres. Esto es debido a que el exceso de tejido adiposo de las piernas influye en la eficacia del retorno venoso.2 Una buena alimentación  mejorará significativamente la sintomatología de las piernas cansadas3. Además, se puede complementar con la toma de fármacos venotónicos, que tratan el problema desde dentro como Daflon®.4

BIBLIOGRAFÍA

[1] Recomendaciones para el manejo de la Enfermedad Venosa Crónica en Atención Primaria.  SEMERGEN.

Sitio web: https://www.semergen.es/resources/files/noticias/venosaCrocina_1.pdf Fecha de la última consulta: 02/06/2020

[2] Guía práctica para prevenir y tratar el Síndrome de piernas cansadas. SEFAC.

Sitio web: https://www.sefac.org/sites/default/files/2017-11/Sind__piernas_cansadas.pdf Fecha de la última consulta: 02/06/2020

[3] Sitio web: https://www.lafarmacia.es/farmacia/recomendaciones-para-piernas-cansadas# Fecha de la última consulta: 02/06/2020

[4] Barbe R, et al. Pharmacodynamic properties and therapeutic efficacy of Daflon® 500 mg. Phlebology 1992;7(Suppl 2):41-44.