¿Por qué tengo sensación de cansancio, pesadez e hinchazón en las piernas?

En las piernas, las venas tienen que impulsar la sangre de vuelta al corazón en contra de la gravedad, algo que consiguen gracias a la contracción de los músculos que las rodean y a un sistema de válvulas que impiden que la sangre retroceda. Pero este sistema puede fallar, y cuando esto ocurre, las venas, no son capaces de impulsar toda la sangre que deberían de nuevo hacia el corazón, se pueden hinchar y parte del líquido puede salirse, produciendo hinchazón y pesadez en las piernas.1

Tengo sensación de piernas cansadas, pero ¿eso quiere decir que tengo insuficiencia venosa?

La sensación de piernas cansadas asociada a la insuficiencia venosa puede manifestarse como dolor sordo, palpitaciones o sensación de presión después de estar de pie mucho tiempo. Algunas personas también han descrito su sensación de piernas cansadas como un entumecimiento de las piernas, piernas “acorchadas”, o algo parecido a unas agujetas.2 Se alivia adoptando medidas que faciliten la circulación de la sangre, como poner las piernas en alto, o caminar, usar medias de compresión y/o fármacos venoactivos.3

Sí crees que presentas alguno de esos síntomas, deberías acudir a tu médico para que pueda hacer un diagnóstico preciso.

Factores de predisposición

Existen algunos factores que predisponen a padecer de piernas cansadas. Algunos de esos factores no se pueden modificar, como la edad, el sexo (femenino), la herencia genética o el estado hormonal (embarazo), pero otros son evitables o modulables, como el sedentarismo, la exposición prolongada al sol y al calor, el exceso de tiempo de pie, el sobrepeso y el estreñimiento.1 Por ello, se deberían seguir los consejos y recomendaciones para hacer frente a las piernas cansadas.

¿Debería hacer algo?

La insuficiencia venosa y las piernas cansadas suelen ser considerados por los profesionales sanitarios como problemas menores, y no se les da la importancia que en realidad tienen.4 Sin embargo, un diagnóstico temprano y el uso de tratamientos preventivos puede aliviar los síntomas y la progresión de la enfermedad.2 Además, si no se controla adecuadamente, la insuficiencia venosa puede complicarse y agravarse.2 Por todo ello, es necesario dar una respuesta al problema de las piernas cansadas lo antes posible, con actuaciones preventivas y terapéuticas.2

Entre las medidas preventivas se encuentran las siguientes:2

  • Seguir una dieta sana y evitar la obesidad.
  • Practicar ejercicio físico y desplazarse andando siempre que sea posible.
  • Evitar estar de pie mucho tiempo y, en caso de permanecer de pie, flexionar los músculos de la pantorrilla de vez en cuando.
  • Evitar la ropa y el calzado estrecho.
  • Usar medias de compresión.
  • Aplicarse duchas de agua fría y masajes en las piernas.
  • Mantener las piernas elevadas durante el descanso.

También existen medicamentos que contribuyen a aumentar el tono y la consistencia de las venas, y que ayudan a mejorar los síntomas y a evitar la progresión de la enfermedad.2

¿Cómo puedo aliviar el dolor de las piernas cansadas?

Afortunadamente, existen algunos consejos prácticos para aliviar el dolor de las piernas cansadas, con hábitos que se pueden adoptar tanto en casa como en el trabajo, y que podrían venir bien en situaciones y momentos concretos en los que los síntomas se pueden agravar, como en un vuelo, durante el embarazo o en verano.1,5,6

Dr. Germán Vega
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

 

Referencias

  1. Sociedad Española de Farmacia Comunitaria. Guía práctica para prevenir y tratar el síndrome de piernas cansadas. Disponible en:  https://www.sefac.org/sites/default/files/2017-11/Sind__piernas_cansadas.pdf. Último acceso julio 2021
  2. Piera Fernández M. Piernas cansadas. Atención especial. Farmacia Profesional. 2002;16(9):96-99
  3. Youn YJ, Lee J. Chronic venous insufficiency and varicose veins of the lower extremities. Korean J Intern Med. 2019;34(2):269-283.
  4. Eberhardt RT, Raffetto JD. Chronic venous insufficiency. 2014;130(4):333-346.
  5. Maya RA, Pérez F. Documento SEMG: Manejo y derivación en insuficiencia venosa crónica. 2017. Disponible en: https://www.semg.es/images/stories/recursos/2017/documentos/Monografia_INSF.VENOSA.CRONICA.pdf Último acceso julio 2021
  6. Gallus AS. Travel, venous thromboembolism, and thrombophilia. Semin Thromb Hemost. 2005;31(1):90-96.