Cuando la presión venosa aumenta se produce una fuga de líquido desde los capilares sanguíneos hacia el exterior de estos.1 Ese exceso de líquido provoca una hinchazón, que generalmente se localiza en manos, brazos, pies, tobillos y piernas. Es lo que se conoce como edema. 2

Existen multitud de factores que pueden favorecer la aparición de edemas en el organismo. Entre ellos, la toma de medicamentos, estados determinados como el embarazo, o enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular, como la insuficiencia venosa crónica. 2

¿Cuáles son los síntomas?

Los edemas suelen acompañarse de hinchazón o inflamación de los tejidos. Por eso, la piel se muestra tirante e incluso brillante, por la tensión que soporta. 3

Hay un signo característico que determina la presencia de edemas, el Signo de Fóvea.2 Para saber si existe una acumulación de líquidos o edema, se presiona el lugar afectado firmemente durante unos segundos con el dedo. Tras esta presión, se produce un hoyuelo que permanece en la zona presionada durante algunos minutos después de haber cesado el contacto. 3 Esto confirma la presencia de edema, que generalmente aparece en las piernas como inicio de la enfermedad venosa crónica.1

¿Qué podemos hacer para reducirlos?

Para reducir la incidencia de los edemas podemos seguir los siguientes consejos:

  • Caminar o realizar ejercicio de forma regular retrasa el desarrollo de problemas circulatorios. 4
  • Es conveniente utilizar una vestimenta holgada, que no comprima la cintura y un calzado cómodo que no apriete ni quede demasiado ancho.
  • Evitar permanecer mucho tiempo de pie o sentado, ya que favorecen la aparición de edemas en las piernas.4
  • La alimentación también juega un papel importante. Se aconseja el consumo de frutas, verduras y hortalizas; y evitar por ejemplo, las grasas saturadas, el alcohol y la sal.4

Complicaciones de los edemas

Los edemas pueden evolucionar si no se tratan de forma temprana. La evolución negativa de los mismos puede provocar dificultad para caminar, rigidez en las piernas, y menor circulación en la zona afectada. También se puede incrementar el riesgo de infecciones y de úlceras.2 Por todos esos motivos es conveniente adoptar medidas preventivas y de tratamiento en cuanto aparecen los primeros síntomas relacionados con el edema o hinchazón de piernas.

BIBLIOGRAFÍA

[1] Recomendaciones para el manejo de la Enfermedad Venosa Crónica en Atención Primaria. Sitio web: https://www.semergen.es/resources/files/noticias/venosaCrocina_1.pdf Fecha de última consulta 27/08/2020.

[2] Edema. Mayo Clinic. Sitio web: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/edema/symptoms-causes/syc-20366493 Fecha de última consulta 27/08/2020.

[3] Signo de Fóvea. Enfermería Buenos Aires. Sitio web: https://enfermeriabuenosaires.com/signo-de-fovea Fecha de última consulta 27/08/2020.

[4] Soluciona la retención de liquidos Fundación Española del corazónDisponible en: https://fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2649-soluciona-la-retencion-de-liquidos.html Fecha de última consulta 27/08/2020.