Más de nueve millones de españoles sufre de piernas cansadas y pesadez de piernas, debido a problemas circulatorios1. Estos problemas vienen derivados de la dificultad para retornar la sangre desde las extremidades inferiores hasta el corazón. Se debe, principalmente, a un mal funcionamiento de las válvulas venosas que pierden capacidad de cerrarse correctamente o a defectos en la estructura de los vasos sanguíneos. Como consecuencia las venas se inflaman, se deforman y aparece la retención de líquidos y la pesadez y cansancio de piernas, es un problema que progresa impactando en la calidad de que vaya a más 2.

¿A quién afecta? ¿Qué síntomas tiene?

La pesadez y el cansancio de piernas afecta mayoritariamente a mujeres (aunque no solamente) y se agrava con estados hormonales determinados. Como pueden ser, por ejemplo, la menstruación, el embarazo y la utilización de anticonceptivos orales o tratamientos hormonales sustitutivos3.

Los síntomas relacionados con la pesadez de piernas se incrementan con la edad. Estos síntomas pueden ser: hinchazón en miembros inferiores, picor, dolor, cansancio, calambres musculares, adormecimiento de las piernas durante la noche, hormigueos3

¿Qué factores lo empeoran? Y ¿cómo solucionarlo?

Los malos hábitos, como el sedentarismo, pueden mover la balanza hacia el lado negativo. Por ello, realizar algún tipo de deporte o dar paseos largos nos ayudará a mejorar el estado de nuestro sistema circulatorio. Además, se recomienda seguir una dieta baja en calorías y rica en fibra para evitar el sobrepeso y el estreñimiento, así como la ingesta abundante de líquidos.3

Permanecer muchas horas de pie o sentado y en la misma posición también es contraproducente para el estado de nuestras piernas. De igual forma hay que evitar la exposición a fuentes de calor (estufas en invierno, por ejemplo), ya que estas situaciones favorecen la dilatación y la circulación lenta de la sangre en nuestro organismo. En cuanto al trabajo, intenta levantarte cada cierto tiempo y/o realiza estiramientos de tus extremidades inferiores para evitar la pesadez. En casa, puedes descansar las piernas poniéndolas en alto sobre algún almohadón o cojín durante 30 minutos.3

No debemos olvidarnos de un tema importante como es la vestimenta. Llevar ropa muy ajustada, como calcetines con goma estrecha, pueden dificultar el retorno venoso y provocar pesadez de piernas. Así mismo, se recomienda utilizar calzado ancho y cómodo y evitar el uso de tacones.3

Como soluciones a estas situaciones cotidianas, podemos estimular la circulación y aliviar la sensación de piernas cansadas realizando masajes con cremas como Cedraflon4. Las duchas con agua fría también nos ayudarán a mejorar la pesadez de piernas, puesto que estimularemos el retorno venoso.3

BIBLIOGRAFÍA

[1] Piernas cansadas. Atención especial, Mercè Piera Fernándeza https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-piernas-cansadas-atencion-especial-13038247
Fecha de la última consulta: 29/05/2020

[2] Recomendaciones para el manejo de la Enfermedad Venosa Crónica en Atención Primaria. SEMERGEN. Sitio web:  https://www.semergen.es/resources/files/noticias/venosaCrocina_1.pdf
Fecha de la última consulta: 02/04/2020

[3] Guía práctica para prevenir y tratar el Síndrome de piernas cansadas. SEFAC.
Sitio web: https://www.sefac.org/sites/default/files/2017-11/Sind__piernas_cansadas.pdf Fecha de la última consulta: 02/04/2020

[4]. Ficha técnica Cedraflon. Servier https://www.servier.es/sites/default/files/spc-pil/cedraflon.pdf Fecha de la última consulta: 02/04/2020